Comprueba si hay filtraciones con una inspección minuciosa del tejado. Así, tu edificio estará seguro al 100 %.

Quizás no todo el mundo sepa que las filtraciones de agua sean la primera causa de gran parte de los daños exteriores de cualquier edificio. El mal tiempo cae sobre las cosas y las personas, mientras que estos últimos solo nos resguardamos con un paraguas, cuando hablamos de cosas, nos referimos a las estructuras de los edificios, que normalmente nadie piensa en protegerlos de la intemperie.

Y, cuando azota, el mal tiempo siempre causa algunas pequeñas grietas que empiezan a retener agua y, por tanto, a provocar filtraciones.

Comprobar y buscar las filtraciones de agua en la vivienda debe ser una prioridad para todo el mundo. Es, sin duda, la mejor manera de prevenir daños más graves y ahorrar mucho dinero, aunque es inevitable cuando el daño ya se ha producido.

Ya necesites una inspección preventiva o necesaria para identificar la raíz del problema de las grietas, fugas, humedad o desprendimientos, puedes programar una inspección con un técnico especializado y saber los costes y el tiempo de la obra. Solicita un presupuesto gratis sin compromiso y un técnico de EA se pondrá en contacto contigo por teléfono en las 12 horas siguientes a la recepción de la solicitud para proporcionarle toda la documentación que necesites.

Junto con la comprobación de las filtraciones, realizaremos una inspección del tejado para comprobar de manera completa el estado y la seguridad del edificio.

Cómo se realizan las inspecciones del tejado

Durante la inspección del tejado, que dura unas 4 horas, nuestros equipos realizarán:

  • La comprobación del tejado
  • La comprobación del estado de las tejas
  • La comprobación del sellado de las chimeneas
  • El estado de limpieza de los canalones
  • La comprobación de las filtraciones
  • Ejecución de obras prioritarias

Al finalizar la inspección, nuestro técnico elaborará un informe técnico que te entregará en unos días.

En él, aparecerá:

  • Un archivo fotográfico de la inspección y las primeras obras.
  • Un informe del trabajo realizado
  • Un informe sobre los trabajos a realizar y su presupuesto sin compromiso para evaluar su viabilidad.

La comprobación de las filtraciones se realiza sobre todo con un análisis preliminar de los datos estructurales del edificio, un resumen de todas las posibles reformas, instalaciones, limpiezas y mantenimientos realizados a lo largo de los años, un análisis de las posibles causas y una propuesta para resolverlas.

Con una inspección del tejado y un control de la filtración, evitarás futuros daños y estarás siempre más seguro.

Causas y signos de filtración

Los indicios de filtraciones pueden resultar difíciles de apreciar a simple vista cuando están en elementos estructurales, por lo que es fundamental hacer una inspección técnica para tener un control total del estado real del edificio.

Sin embargo, hay algunas señales que nos alertan de que hay una infiltración y son fáciles de notar: cuando ves humedad, moho, pintura descascarillada, manchas o halos extraños en el techo o las paredes, tanto en el interior como en el exterior del edificio, seguro que hay algún problema de filtración.

Es necesario saber las causas lo antes posible para intervenir con la misma rapidez y solucionar el problema para evitar daños mucho más graves.

Algunas de estas causas son:

  1. Elementos estructurales particulares que crean estancamientos del agua.
  2. Mal aislamiento (impermeabilización deteriorada en los balcones, las terrazas o el tejado o la falta de aislamiento de las paredes y el tejado)
  3. Fugas de una o más tuberías del sistema de agua o calefacción o de los bajantes de agua de lluvia.
  4. Fugas provocadas por averías de electrodomésticos.

Sea cual sea la causa, con una inspección exhaustiva se pueden identificar y remediar