Soldar o cortar partes metálicas del edificio a cualquier altura

La estructura de cualquier edificio está compuesta, al menos en parte, por estructuras metálicas. Solo hay que pensar en la estructura reforzada encargada de garantizar la estabilidad de determinadas estructuras, las barandillas o las rejas que protegen muchos balcones o ventanas.

Es impensable que estas estructuras nunca necesiten ninguna intervención, de hecho, son muchas las razones por las que es necesario intervenir sobre estas piezas metálicas.

En primer lugar, el paso del tiempo tiene un efecto bastante perjudicial para las estructuras metálicas. La exposición continua a agentes atmosféricos, filtraciones de humedad o agentes corrosivos pueden provocar daños que, en ocasiones, son irreparables.

Puede haber mucha cantidad de metal en un edificio que sufra un proceso de oxidación y en el que haya aparecido una capa de óxido. Un claro ejemplo es la armadura metálica de un edificio: la filtración de agua provoca la oxidación de los metales, por lo que la estructura reforzada se hincha y daña el hormigón de alrededor.

Siempre se recomienda intervenir con antelación para evitar la posible aparición de un desgaste aún mayor y más difícil de reparar.

Sea cual sea la estructura metálica del edificio que necesite un tratamiento específico o una soldadura, puedes ponerte en contacto con nosotros: haremos el trabajo de la mejor manera posible y a bajo coste. Solicita un presupuesto gratis y sin compromiso y un técnico de EA se pondrá en contacto contigo en unas horas para programar una inspección gratuita y entregarte un presupuesto completo de los costes, el tiempo y los pasos del proceso necesarios.

VENTAJAS PARA TI

Es evidente que la soldadura o el corte de materiales requiere una gran profesionalidad, sobre todo cuando se trata de soldar metales en altura durante una obra en el exterior de un edificio. En este caso, además de la complejidad y los riesgos de esta actividad en específico, también existe la dificultad de trabajar en altura. Con nuestra amplia experiencia, podemos solucionar cualquier problema en las partes metálicas del edificio y planificar y realizar cualquier corte de metal o soldadura en altura sin necesidad de montar andamios ni utilizar plataformas aéreas, gracias al sistema de trabajo con cuerda de seguridad doble, que garantiza unas condiciones óptimas de seguridad en la obra y permite implementar todas las medidas de prevención necesarias.

Nuestros albañiles realizan cada operación minuciosamente: desde la preparación a la soldadura, pasando por el enfriamiento del metal procesado y la comprobación y la evaluación del trabajo terminado, siempre nos aseguramos de que los materiales tienen todas las características, técnicas, funcionales y estéticas deseadas por el cliente y respetando plenamente los procedimientos de seguridad.

LOS PRINCIPALES PUNTOS DEL TRATAMIENTO

Desde el primer momento, es importante detectar las características de los metales a cortar o soldar, elegir y ajustar los equipos y las herramientas adecuados y aplicar las técnicas de acabado y control necesarias para asegurar que el trabajo se realiza a la perfección. Durante la soldadura de metales en altura, no se utilizan andamios ni plataformas aéreas: nuestros trabajadores, formados y cualificados para trabajar con la cuerda de seguridad doble, colocan los puntos de anclaje de las líneas de vida anticaídas en el techo y bajan para llegar a todos los puntos del edificio, sin límites de altura. Nuestra intervención se lleva a cabo de manera excelente, sin causar molestias para las personas que habitan en el edificio y con muchas ventajas también en términos de sostenibilidad y ahorro de tiempo.